Burger King se une a la causa ecológica y reparte hamburguesas en bicicleta

[ACTUALIZACIÓN 2012-11-12 07:58] La foto fue retirada a solicitud de la persona que la tomó. Al rato les hago un dibujito.

Eso apareció publicado en Facebook (con todas las reservas que eso implica: la verdad, me dio flojera confirmarlo en una fuente reputada, y para el caso, hasta me parece que hacerlo sería regalarle publicidad a los fabricantes de hamburguesas, cosa que no necesitan ni merecen. De cualquier manera, si no fuera cierto, en estos días y a estas horas, el que lo fuera sería una contradicción perfectamente lógica y posible: a unas cuadras de una sucursal de esta misma cadena, cierta concesionaria de automóviles, para hacer atractiva una camioneta de superlujo —de esas que son apreciadas por su capacidad de aislar del molesto mundo real a sus ocupantes—, es exhibida con una bicicleta de montaña —más bien de utilería— montada en el rack del techo, toldo o como se llame). Todo parece indicar que, hoy en día, los mercadólogos y publicistas entienden la eficiencia de la bicicleta no en términos mecánicos, sino financieros: por un costo mínimo, se puede untar en casi cualquier producto, y automáticamente eso lo vuelve mucho más apetecible a los ojos del consumidor moderno.

Al respecto, dice Don Amarguencio Contreras que, cuando menos la bicicleta de la foto, se parece a las que venden en Soriana, es decir, no sólo sin condimentos, sino con doble extra chafez (o sea, de calidad ínfima)… Y luego, ¿tendrán técnicos? ¿Preferirán invertir en su mantenimiento —que será tan frecuente como complicado, entre más corrientes sean los componentes—, o «arreglarlas» in-house, con aceite requemado de los aros de cebolla, alambrón y cinta para ductos? Los repartidores, ¿tendrán algún tipo de capacitación? Porque el casco no quita la impericia, ni lo imprudente, ni lo irresponsable —antes quién sabe si más bien sea al revés…

[NOTA:] Se dará reconocimiento especial a quienes compartan, en los comentarios, evidencias de lo anterior en la unidad mostrada (hagan click en la foto para verla en su tamaño original), además de las ya detectadas: [1] El desviador está chueco y probablemente sin la tensión adecuada, [2] las palancas de los frenos están en una posición absurda, [3] los cables de freno se ven como que… mal (corto el delantero, largo el trasero), etc. ¿Será que está recién desempacada? Eso no le quita que, en lo que a calidad de los componentes se refiere (por ejemplo, el crankset o juego de plato y bielas), aparente, a seis cuadras de distancia, una inadecuación total para un uso comercial intensivo.

¿De manera que el Rey de la Burgesía decidió ahorrarse unos pesos en esos detalles? Esperemos que si al paso de uno o dos meses su flota, o una repartidora —¡ojalá que eso no!—, ya está yonkeada, se reconozca que la culpa es del contador, o del de mercadotecnia, y no de los repartidores, o peor aún, del ciclismo como solución sustentable en general.

Aquí el bocado se me atora en la garganta (pásenme la soda):

Si se hace por mera mercadotecnia, ¿a quién beneficia —en los hechos— promover el ciclismo?

Anuncios

Algunos pensamientos encadenados. A lo mejor son de piñón fijo, porque la transmisión es directa, pueden pedalearse en reversa y no tienen frenos.

Raleigh Track Bike DL175 Bicycle Exploded Drawing from 1977 Raleigh Dealer Manual

Raleigh Track Bike DL175 bicycle exploded drawing from 1977 Raleigh Dealer Manual

  • Los accidentes (y otras calamidades de la vía) ocurren porque la gente (ciclistas, peatones y vehículos automotores) no están acostumbrados a convivir.
  • No están acostumbrados porque los automotores forman una aplastante (¿así, o más literal?) mayoría. Para equilibrar ese estado, debe haber más ciclistas.
  • Para que haya más ciclistas, es necesario promover el uso de la bicicleta extensivamente, y no intensivamente.
    • Se promueve el uso de la bicicleta intensivamente cuando los grupos pro-ciclismo se dedican preponderantemente (tal vez sin darse cuenta) a…
      • buscar mejorar las condiciones para los miembros del grupo (por ejemplo, ciclovías en la ruta a su oficina o a la universidad, y los miles de personas que van a las fábricas y talleres en las colonias periféricas, que la sufran), o…
      • que los que ya usan la bicicleta se vuelvan una especie de expertos en todo: seguridad, urbanismo, movilidad, mecánica, moda, equipo, medicina del deporte, leyes, etc.
    • Promover el uso de la bicicleta extensivamente significa buscar que más gente «normal», que nunca ha considerado usar la bicicleta en sus actividades rutinarias, lo haga. Para eso es necesario insistir (no entre los ciclistas, sino hacia el público en general), en…
      • lo irracional, ineficiente, nocivo (para la salud y para el ecosistema) y sobre todo caro (es donde más les duele) que es el uso indiscriminado del automóvil. Esto debe hacerse difundiendo, creativa y estratégicamente, información y datos duros, no bloqueando calles o chantajeando la emotividad de las buenas conciencias, y por otro lado, en…
      • lo fácil, seguro, barato, saludable y divertido que es andar en bicicleta. Aquí si parece haber un acuerdo: la mejor forma de convencerse es desempolvar la bicicleta y salir a la calle.
  • Una persona «normal» va a alejarse de las bicicletas cuanto le sea posible, y con justa razón, si percibe el ciclismo como una actividad…
    • exclusiva — sólo para adolescentes, jipis, jípsters, idealistas, estrellas de la farándula, ciclomensajeros, fixeros, ricos, pobres, deportistas, etc., y no para burócratas, amas de casa, estudiantes, rarámuri, dueños de changarritos, tus tías, etc.,
    • peligrosa — se requiere ir aislado del resto del tráfico para conservar la vida, y ni pensar en rodar si no se cuenta con todo un equipo de seguridad, como si se tratara de manejar desechos radioactivos,
    • difícil — que requiere habilidades circenses (un sentido sobrehumano del equilibrio, una condición física atlética, la capacidad de leer la mente y predecir el futuro, etc.), y sobre todo,
    • cara — no sólo hay que tener bicicleta, sino casco, ropa especial, ropa de seguridad, ropa para lluvia, luces, cámara, acción…
  • Entre menos personas «normales» usen la bicicleta, va a ser más difícil que nos acostumbremos a convivir, es decir, a compartir la vía responsablemente.
  • Si no aprendemos a convivir, va a seguir habiendo accidentes.

Conclusión:
Cuidado con lo que promueves: puede ser que estés dando el mensaje equivocado.

Para que haya menos accidentes, promueve el uso de la bicicleta, no del casco.

  • Calendario

    • septiembre 2017
      L M X J V S D
      « Nov    
       123
      45678910
      11121314151617
      18192021222324
      252627282930  
  • Buscar