Burger King se une a la causa ecológica y reparte hamburguesas en bicicleta

[ACTUALIZACIÓN 2012-11-12 07:58] La foto fue retirada a solicitud de la persona que la tomó. Al rato les hago un dibujito.

Eso apareció publicado en Facebook (con todas las reservas que eso implica: la verdad, me dio flojera confirmarlo en una fuente reputada, y para el caso, hasta me parece que hacerlo sería regalarle publicidad a los fabricantes de hamburguesas, cosa que no necesitan ni merecen. De cualquier manera, si no fuera cierto, en estos días y a estas horas, el que lo fuera sería una contradicción perfectamente lógica y posible: a unas cuadras de una sucursal de esta misma cadena, cierta concesionaria de automóviles, para hacer atractiva una camioneta de superlujo —de esas que son apreciadas por su capacidad de aislar del molesto mundo real a sus ocupantes—, es exhibida con una bicicleta de montaña —más bien de utilería— montada en el rack del techo, toldo o como se llame). Todo parece indicar que, hoy en día, los mercadólogos y publicistas entienden la eficiencia de la bicicleta no en términos mecánicos, sino financieros: por un costo mínimo, se puede untar en casi cualquier producto, y automáticamente eso lo vuelve mucho más apetecible a los ojos del consumidor moderno.

Al respecto, dice Don Amarguencio Contreras que, cuando menos la bicicleta de la foto, se parece a las que venden en Soriana, es decir, no sólo sin condimentos, sino con doble extra chafez (o sea, de calidad ínfima)… Y luego, ¿tendrán técnicos? ¿Preferirán invertir en su mantenimiento —que será tan frecuente como complicado, entre más corrientes sean los componentes—, o «arreglarlas» in-house, con aceite requemado de los aros de cebolla, alambrón y cinta para ductos? Los repartidores, ¿tendrán algún tipo de capacitación? Porque el casco no quita la impericia, ni lo imprudente, ni lo irresponsable —antes quién sabe si más bien sea al revés…

[NOTA:] Se dará reconocimiento especial a quienes compartan, en los comentarios, evidencias de lo anterior en la unidad mostrada (hagan click en la foto para verla en su tamaño original), además de las ya detectadas: [1] El desviador está chueco y probablemente sin la tensión adecuada, [2] las palancas de los frenos están en una posición absurda, [3] los cables de freno se ven como que… mal (corto el delantero, largo el trasero), etc. ¿Será que está recién desempacada? Eso no le quita que, en lo que a calidad de los componentes se refiere (por ejemplo, el crankset o juego de plato y bielas), aparente, a seis cuadras de distancia, una inadecuación total para un uso comercial intensivo.

¿De manera que el Rey de la Burgesía decidió ahorrarse unos pesos en esos detalles? Esperemos que si al paso de uno o dos meses su flota, o una repartidora —¡ojalá que eso no!—, ya está yonkeada, se reconozca que la culpa es del contador, o del de mercadotecnia, y no de los repartidores, o peor aún, del ciclismo como solución sustentable en general.

Aquí el bocado se me atora en la garganta (pásenme la soda):

Si se hace por mera mercadotecnia, ¿a quién beneficia —en los hechos— promover el ciclismo?

¿Alguien podría pasarme algún tip para que no se ponche tan fácil mi bici?

Hola. Creo que no nos conocemos, pero te quiero dar tres consejos que no te han dado y que tienen la ventaja de que no tienes que ga$tar ni moverle nada a tu bicicleta (a menos de que sí sea hora de cambiar tus llantas):

  1. Trae siempre tus llantas a la presión adecuada de acuerdo con su tipo y estado. ¡No siempre es la que dice en la cara!
  2. Rueda a una velocidad que te permita «escanear» la senda por la que vas a rodar, y…
  3. Aprende a identificar, prever y evitar los lugares donde se acumulan las espinas, clavos, grapas, vidrios, etc. Te daría mil ejemplos (el más común es la orilla del arroyo, pegado a la banqueta), pero de lo que se trata es de que desarrolles tu intuición a base de prueba y error.

Por lo que respecta a:

  • Liners o refuerzos — En mi experiencia han sido contraproducentes: si se rompen, se mueven o están mal montados (aunque sea poquito), pueden dañar la cámara más allá de toda reparación.
  • Slime — Se dicen maravillas de él; yo nunca lo he usado.

…te sugiero probarlos y ver cómo te resultan.

Sin embargo: aunque llegaras a encontrar la solución final al problema de las ponchaduras, no dejes de aprender a montar y desmontar un rodado, e idealmente, a desponchar (parchar) una cámara. El día menos pensado, esa habilidad puede ser la diferencia entre llegar o no llegar, para tí o para quien ruede contigo.

Mi punto es:

Invierte más en el ciclista que en la bicicleta. Es más barato, dura más y es más seguro.

  • Calendario

    • julio 2017
      L M X J V S D
      « Nov    
       12
      3456789
      10111213141516
      17181920212223
      24252627282930
      31  
  • Buscar