Chihuahua… ¿tierra de encuentro?

La crema del periodismo chihuahuense publicó ayer en primera plana lo siguiente:

Tarahumaras caníbales

Chomachi, Bocoyna. — Sin más razón que la de probar la carne, hace menos de 200 años los tarahumaras eran caníbales… hoy se ha descubierto, por fin, el lugar, el método y hasta su platillo favorito: las mujeres embarazadas.

En misas clandestinas celebradas en lo más recóndito de la Sierra Tarahumara, este grupo caníbal solía preparar su alimento en grandes cazos de barro que elaboraban para este fin, de esta manera, la comunidad de Chomachi, en el municipio de Bocoyna, surge a la luz como el hogar de los últimos tarahumaras caníbales registrados.

Historias que han ido pasando de generación en generación, sólo entre esta etnia, ratifican este hecho. Los pobladores cuentan cómo es que en una gran cueva situada en Chomachi hacían misas dirigidas por quien conocieron sólo como el padre Gasón.

Los relatos no explican si en realidad esta persona era un padre, pero sí quien mataba a lugareños utilizando armas de guerra.

[…]

Alguien debe odiar profundamente al pueblo tarahumara, y a su propia comunidad, para darle difusión a notas como ésta. ¿Esto es responsabilidad social? ¿Así se fomenta la tolerancia? ¿Éste es el camino hacia una sociedad donde se pueda convivir?

El Heraldo de Chihuahua nos regala una justificación más, tan irracional y fantástica como otras, para perpetuar la marginación y el estado de cosas. Como las otras veces, se golpea en donde es más fácil pegarle al pueblo mexicano: en su ignorancia. Ni el mestizo puede defenderse del asalto mediático sin fundamento, ni el rarámuri de la difamación racista disfrazada de «difusión de la ciencia».

Sé muy bien que aunque me encabrone, no tengo los elementos de valoración que cabría tener en cuenta para ponderar este atropello, y que en este artículo no paso de ser un inofensivo burgués indignado. ¿Dónde está la comunidad local de estudiosos que saque la cara, si no por justicia, cuando menos en defensa de la «ciencia»? ¿Será que la ENAH Chihuahua está de vacaciones?

Anuncios

3 comentarios

  1. uff, desgraciadamente leí esto tuyo 2 años despues, ya ni para preguntarte mas acerca de la nota. Estaría chido saber quien redactó ésa nota (o cualquier otra futura) para identificar de donde viene el tiro. Ayer leía que un vato decía el punk NO se originó en EU o en Inglaterra, sino en Argentina desde mediados de los 60´s. Independientemente de sus razones no sobra decir que el columnista era argentino.

    • Efectivamente: cuando quise referir a la versión online, me di cuenta de que ya había desaparecido (si es que existió alguna vez). Es política de la empresa; historias de este tipo deben dejar de existir con el papel en el que están impresas, qué le hace que permanezcan en la mente de las personas en forma de prejuicios y dogmas.

      Me parece recordar el apellido del autor, pero prefiero no mencionarlo aquí. Ésta nota es representativa de, digamos, la mitad de lo que he visto publicado bajo su firma. Hay otros periodistas de ese periódico que publican notas de este mismo tono.

    • Parece que la nota está online nuevamente, nomás que sin foto, y todavía sin citar autores o publicación científica alguna. Me pregunto si la habrán vuelto a poner por los 3-4 clicks que envié para allá en los cuatro años que lleva publicado esto.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s