Alma de tabique / Jaime López

Tirada ahí, la ve el amanecer. Le sale el pavimento por la piel y se desnudan sus huesos.

Al fondo del zapato sin tacón, el taloneo de la luz neón rechina como esqueleto.

Cacho a cacho, ya se va despellejando, como la pared: con alma de tabique, al más allá…

El sol escupe su limosna cruel por la banqueta, en fiebre de oropel. Luzbel le lame los labios.

Le queda aún el bolso de charol y el monedero, aún con un listón, (la boca calla callado).

Grieta a grieta, ya se va resquebrajando, como la pared: con alma de tabique, al más allá…

(La lepr’el náilon) le perfora el ser; sus piernas se derriten, y a la vez, se van a la alcantarilla.

De la peluca asoma ya su edad: la cabellera luce un gris mortal cuando se apaga su esquina.

Paso a paso, ya se va desmoronando, como la pared: con alma de tabique, al más allá…

Mi sombra sangra desde la pared, se escurre como pinta de bilé… y voy siguiendo su huella.

Tirada ahí, la vela el arrabal, y en cuanto ladra un viento sepulcral, la noche avienta monedas.

Beso a beso, ya se va destartalando, como viejo hotel: con alma de tabique, al más allá…!

Anuncios

4 comentarios

  1. […] es el señor (Jaime) López? Cuando estaba buscando la letra de Alma de tabique, de Jaime López (por cierto: lo primero que encontré fueron documentos relacionados con la ingeniería… […]

  2. Las partes entre paréntesis fueron transcritas fonéticamente pero no tienen mucho sentido; probablemente no estén correctas. Se agradecen las sugerencias y correcciones. En cuanto al resto de este comentario, pueden ignorarlo si quieren, en realidad no es muy importante.

    Publiqué la letra de Alma de tabique porque la busqué, para cantarla, y me pareció absurdo que, teniendo la Internet las tan considerables dimensiones que se supone que dicen que se supone que debe de tener, no hubiera lugar para este desolado réquiem para una que, además de ser vieja, es vieja, y además es vieja (en su labor).

    Lo anterior vuelve superfluo decir lo siguiente: soy de la idea de que una canción sin música (aún una muy buena canción) no tiene porqué ser un buen poema, es decir, mantenerse en pie con base sólo en sus cualidades extramusicales u ora sí que literarias. No está en su contrato, digamos. Supongo que nadie se escandalizaría si dijera (empezando porque seguramente nadie está leyendo esto todavía, después de todas las oportunas advertencias que he venido haciendo) que, de hecho, esto casi nunca sucede, y cuando sucede, necesariamente es por mera casualidad. De cualquier manera, me abstendré de decirlo, y nadie sabrá que lo pensé.

    Lo que sí ya haría absurdo el hecho mismo de que siguieran leyendo en lugar de hacer cualquier otra cosa, es esto: Se da el caso, además, de poemas de todo tipo que adquieren otra dimensión cuando se vuelven canciones: ese es el caso del Rockturno a Rosario, de Manuel Acuña y de Alfonso Arau y Los Tepetatles pero, tal como acertadamente dice un antiguo cliché, eso ya es harina de otra canción. Me pregunto, ¿la habrás oído? En fin. Aunque tratar ese asunto sería sumamente provechoso, dadas las circunstancias, no es posible hacerlo por ahora, y además, nadie lo leería.

  3. Ahi te va la letra de a de veras:

    Alma de tabique

    Tirada ahí la ve el amanecer
    le sale el pavimento por la piel
    y se desnudan sus huesos

    Al fondo del zapato sin tacón
    el taloneo de la luz neón
    rechina como esqueleto

    Cacho a cacho ya se va
    despellejando como la pared
    con alma de tabique al más allá

    El sol escupe su limosna cruel
    por la banqueta en fiebre de oropel
    Luzbel le lame los labios

    Le queda aún el bolso de charol
    y el monedero aún con un listón
    la bocacalle ha callado

    Grieta a grieta ya se va
    resquebrajando como la pared
    con alma de tabique al más allá

    La lepra al nailon le perfora el ser
    sus piernas se derriten y a la vez
    se van a la alcantarilla

    De la peluca asoma ya su edad
    la cabellera luce un gris mortal
    cuando se apaga su esquina

    Paso a paso ya se va
    desmoronando como la pared
    con alma de tabique al más allá

    Mi sombra sangra desde la pared
    se escurre como pinta de bilé
    y voy siguiendo su huella

    Tirada ahí la vela el arrabal
    y en cuanto ladra un viento sepulcral
    la noche avienta monedas

    Beso a beso ya se va
    destartalando como viejo hotel
    con alma de tabique al más allá

    http://www.maph49.galeon.com/readme.html

  4. Rul (2008-05-15 23:16):

    > la bocacalle ha callado

    ¡Pero claro! Es totalmente Palacio, digo, Jaime. Gracias.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s